¿Cómo nos PREPARAMOS para VIVIR como NÓMADAS?

¿Cómo nos PREPARAMOS para VIVIR como NÓMADAS?

Nos preparamos para vivir como Nómadas

“Atrevete a vivir y mira más allá de tus ventanas, ahí es donde empieza la vida”

-See you again-

Hay diversas maneras de prepararse para un cambio tan importante en la vida, en nuestro caso ese cambio es doble.

Cumplimos dos sueños; El de convertirnos en padres de Axel y el de cambiar nuestro estilo de vida “normal” por el de dar la vuelta al mundo convirtiéndonos en una familia nómada.

Hace unos meses os dábamos 10 razones por las que convertirnos en nómadas, pinchando sobre el título podéis leerlas.

Cómo nos PREPARAMOS para VIVIR como NÓMADAS 1

Ahora ya tenemos claro porqué hacerlo  pero psicológicamente nos preparamos porque los cambios nos suelen asustar, dan miedo, saltar al vacío ante algo que desconocemos. 
No sabemos cómo nos irá y las dudas y preguntas nos asaltan en todos los momentos.

¿Ganaremos suficiente para subsistir viajando por el mundo y seguir adelante nuestro proyecto?

¿Nos encontraremos gente buena dispuesta a ayudarnos por el camino?

¿Nos atracarán o robarán?

¿Nos pondrán muchos problemas en las fronteras por culpa de los visados?

¿Y si uno de nosotros enferma?

¿Se lo tomarán bien nuestros padres o familiares cuando demos la noticia?

¿Guspira aguantará o se estropeará  a la primera de cambio? 

¿Echaremos de menos nuestra vida actual, a nuestra gente?

¿Haremos bien el Worldschooling con nuestro hijo?

 

Afortunada o desafortunadamente no tenemos una bola de cristal que nos proyecte el futuro donde mirar y sentirnos seguros. Pero que horrible sería saber perfectamente cómo será nuestro futuro sin sorpresas, sin aprendizajes.

Por eso decidimos afrontar todas esas dudas y miedos y llenar nuestra mochila de recursos anti miedo:

Para subsistir económicamente vamos a trabajar en nuestros puestos de trabajo un año para ahorrar, alquilaremos el piso donde vivimos, y actualmente estamos mirando qué negocios online podríamos desempeñar con una lluvia de ideas que muy pronto os contaremos y que felizmente formará parte de cómo nos preparamos para vivir como nómadas, porque la idea es llevar a cabo nuestro propio negocio online mientras viajamos por el mundo, además de publicar mi propio libro donde os expliqué en este post. 

Comenzamos a confiar más, la desconfianza solo nos atraía malestar y más miedo. Y nos dimos cuenta que el mundo está más lleno de gente bondadosa que no gente malintencionada, y confiando más en el mundo, en la suerte que tendríamos, dimos con Imma y Andrés una pareja de aventureros que nos ayudaron explicándonos sus ganas, su ilusión y su proyecto, un proyecto lleno de valores de libertad, humanos y con amor, mucho amor, son los protagonistas de la cuenta de Instagram @rumbovalebon donde cuentan sus aventuras desde que embarcaron a su casa con ruedas en Barcelona rumbo a Uruguay donde se encuentran ahora viviendo lentamente, llenándose de los colores vivos que ofrece la naturaleza.  

Conocimos también a otra pareja, Ina y Dave que sin dudarlo se prestaron a ayudarnos con la construcción de Guspira, una pareja fantástica con unos valores parecidos a los nuestros, son los protagonistas de la cuenta de Instagram @thevanside y han construido con sus propias manos el hogar rodante con el que descubren cada rincón de este precioso planeta.

The Van Side

Por si enfermamos llevaremos un buen seguro médico que nos pueda cubrir en cualquier parte del mundo, aunque confiamos en estar sanos, seguro que más de lo que estamos ahora que si las alergias de la ciudad provocadas por la contaminación, si el estrés de los horarios perdidos en un despacho o sala cerrada bajo 4 paredes, etc.
Por los que no lo sabéis, el estrés lleva por delante enfermedades mucho más graves. En resumen, el seguro médico es un buen recurso que no puede faltar mientras nos preparamos para vivir como nómadas.

Respecto a nuestros padres y familiares, siempre estarán ahí, son las personas que nos aman y nos aceptan tal y como somos, aunque a veces el miedo nos pueda avasallar, la realidad es que cuando alguien te quiere te desea lo mejor, sobre todo felicidad a raudales y si algo he aprendido es que la familia gana felicidad cuando ve felices a los suyos, es contagiosa.
Como recurso ante este miedo tenemos la aceptación de que se lo puedan tomar como comento o se lo puedan tomar mal, en cualquier caso es nuestra decisión y nuestra libertad y cuando llegue el momento de hacérselo saber, lo haremos con todo el amor del mundo.

Deseamos y esperamos que Guspira aguante por muchos años, nos traiga muchas alegrías y vivencias ya que será nuestro hogar rodante, la idea es que podamos viajar a bordo de ella por mucho tiempo recorriendo nuestro precioso planeta. Para eso tenemos el recurso de estudiar un curso de mecánica básica para poder hacerle un mantenimiento y ayudarla siempre que lo necesite, jamás forzar el motor y cuidarla como si fuera una más de nuestra familia, la que da cobijo a cada uno de nosotros.

Mecánica Guspira

Respecto a echar de menos nuestra vida actual, el recurso más importante que hemos aprendido es que todo lo que rodea nuestra vida actual seguirá aquí, vayamos donde vayamos nuestros trabajos seguirán aquí sin nosotros, nuestros amigos y familiares seguirán aquí viviendo sus vidas como lo hacen a día de hoy, de hecho se suelen valorar más los momentos con la gente que amas cuando pasas tiempo alejados de ellos. 
Mientras estuve viviendo fuera 2 años me di cuenta que veía más y sabía más de mi familia y amigos que mientras estaba aquí. Y me sigue pasando ahora que vivo cerca de ellos. Así que la experiencia sobre este tema es nuestro mayor recurso.
Y aunque no creo que vayamos a echar de menos nuestros trabajos, ya que no nos gusta estar encerrados, siempre podemos optar por comenzar pidiendo una excedencia laboral de 1 año y si viéramos que los echamos de menos, siempre podríamos volver a nuestro puesto.

Aunque no está muy bien visto que tu hijo no acuda a un centro escolar tradicional porque es lo que hace la gran mayoría, tenemos la creencia que no hay mayor escuela que el planeta tierra, vivir viajando, aprender sobre las vivencias y por supuesto complementar todo eso con ayuda del sistema educativo que nos acompañará en los contenidos para enseñarle a Axel. Los idiomas a través del ejemplo y la práctica, las matemáticas aplicadas al día a día. 
Por ejemplo, cuando vayamos al supermercado pedirle ayuda a nuestro hijo, enseñándole el presupuesto que tenemos para gastar en comida y una lista con los alimentos que necesitamos. Tiene que aprender a escoger los alimentos y las marcas que se adapten a nuestro presupuesto y para eso tendrá que hacer servir el calculo mental, como ese ejemplo hay muchos. Para aprender matemáticas no solo puedes hacerlo sentado en una silla, escuchando a un profesor, el día a día y nuestro sistema pueden ser el mejor maestro.
Así que el recurso que nos ayuda a perder el miedo en seguir adelante con nuestro sistema educativo de aprendizaje por el mundo es el hecho de ver la sociedad, los colegios y observar familias que se han atrevido a vivir de esta manera como los protagonistas de Ligrones en Ruta, una familia viajera que disfruta enseñando a sus hijos a través de las experiencias y las vivencias, además colaboran con otras familias en la búsqueda de esta nueva manera de aprender.

Cada vez son más las familias que se deciden a vivir así con sus hijos, a aprender juntos, a desaprender las creencias limitantes de la sociedad y entender en primera persona a través de vivirlo en carnes lo que quiere decir la libertad.

 

Ahora nos queda seguir nuestro empeño para continuar llenando nuestra mochila de recursos,

¿Nos acompañas?

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment