El gris de BERLÍN Este

Berlín (Alemania)

“El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de bienes. La virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de miseria.”

-Zombie-

Hay ciudades y ciudades, algunas se tiñen bajo la gama de azules, otras bajo la gama de verdes, y algunas se tiñen bajo el naranja dorado de los besos. Pero esta de la que os hablamos hoy se mecía entre el gris y el ocre. Una amplia variedad de grises cargados de historia y un ocre que bailaba al son del lamento.

Berlín desde el primer momento nos dibujó una sonrisa a ambos, formó parte de nuestra lista de deseos desde que Sara, mi mejor amiga se marchaba a vivir allí junto con Josep, su pareja.
Bueno, se marchaban a vivir a Magdeburgo, ciudad de la que os hemos hablado en la entrada anterior.

Nevaba fuertemente y los copos se apoderaban del rocío de la mañana dejando un aire helado que paralizaba las extremidades.

La velocidad del motor del coche acortaba la distancia en tiempo de aquellos 169 km que separaban Magdeburgo de Berlín.

A medida que nos acercábamos a la capital podíamos ver más nieve acumulada en las calzadas laterales de la carretera.

El día no tenía pinta de mejorar, más bien parecía que el frío iría en aumento pero íbamos muy bien abrigados y hasta llevábamos unos calcetines de repuesto por si se nos rehumedecían los pies.

1ª parada, Alexanderplatz, es la gran plaza céntrica de la capital, está rodeada de edificios, muchos de ellos abandonados y todos con esa estética tan comunista que os hablaba en el post anterior. Placas de hormigón que se levantaban a lo largo de 10 plantas en colores naturales del cemento u hormigón. Edificios poco estéticos aunque muy funcionales sinónimo de progreso de la Alemania oriental.

Alexanderplatz

Muchos de estos edificios que rodean Alexanderpatz fueron rehabilitados durante la década de los 90. Hoy en día muchos están ocupados por grandes empresas mientras que otros de estos “monumentos prefabricados socialistas” de la RDA están en constante deterioro y forman parte de un mundo fantasma en el que ni los ocupas se han aventurado a habitar.Edificios RDA

Posiblemente esta plaza sea considerada el rincón más exótico y brillante de la era comunista en Alemania pues aquí podemos hallar dos de los monumentos más emblemáticos de la RDA, dos monumentos que la convertían en una potencia.
Por un lado hablamos de la torre de televisión de 368 metros de altura, que pretendía ser un reclamo de envidia de la zona oeste de Alemania. Una torre de color gris de acero, llamada por los alemanes la Fernsehturm. Que a mí personalmente me transmitía frialdad y una impresión poco grata de una época que ni recuerdo al ser muy niña pero que de lo contrario adornaría con palabrería y positividad.

Torre Fernsehturm
Debajo de esta torre y en la misma plaza se encuentra el Weltzeituhr, el reloj mundial, uno de los iconos más fotografiados de la ciudad y esto se debe a que se encuentra muy bien comunicado, justo en frente de la estación de tren, y alrededor de varias paradas de tranvía y autobús.

Reloj Weltzeituhr

Este auténtico reloj que conserva el motor procedente de la república democrática alemana, contiene un cilindro giratorio con los 24 husos horarios del mundo y las ciudades protagonistas de cada franja horaria. Con lo cual puedes ver la hora actual en cada zona del mundo.

Reloj Weltzeituhr 2

Reloj Weltzeituhr 3

Cabe destacar que durante nuestra estancia, toda la plaza estaba decorada con puestos de uno de los mercados navideños berlineses más grandes de la capital alemana.

Decoración Berlín

Justamente y como parte de la atracción turística de visitar Berlín, hemos degustado algunos de los manjares más ricos de la cocina navideña o no, pero sí de los puestos de estos mercados.

Probamos otro de los platos típicos de aquí, el Currywurst, es una mezcla de Frankfurt o salchichas con patatas y salsa de tomate con curry. Realmente rico y como no podía ser de otra manera fuimos a combatir el frío con Glühwine. En Alemania en la mayoría de establecimientos y/o puestos de los mercados, cuando te pides la bebida pagas la bebida y el vaso o jarra y si cuando la terminas quieres devolver el vaso, te devuelven el dinero que habías pagado por él.  

Ya con el estómago lleno fuimos a visitar el siguiente punto de interés.

East Side Gallery, la galería de arte al aire libre que se posa sobre los restos del muro de la vergüenza, un muro que dividió no solo el país sino la ciudad en dos. Un muro que por encima de dividir una porción de tierra, dividió a millones de personas, millones de familias. A día de hoy es una zona libre de paso, completamente gratuita donde puedes observar una cantidad importante de obras de arte pintadas referentes al momento histórico que supuso la guerra fría. Está considerada la mejor conservada y más extensa galería de arte al aire libre, 1.316 metros. Situada en la calle Mühlenstrabe, consta de 103 murales pintados por artistas. Nuestros ojos solo disfrutaron de unos 500 metros de East Side Gallery porque se despertó un aire frío siberiano que nos dejaba inmóviles.

East Side Gallery

East Side Gallery 2

East Side Gallery 3

Me sorprendió la efusividad al reflejar la destrucción de un muro, pues en realidad comportaba mucho más que la desaparición de un muro, comportaba la unión, que en muchos casos quería decir que muchas familias volverían a verse tras 40 años de la división de un país.

East Side Gallery 4

East Side Gallery 5East Side Gallery 6

Corrimos al coche a refugiarnos del frío imparable que se estremecía dentro de nuestro cuerpo y nos dirigimos hacia el siguiente punto de interés. El Chekpoint Charlie, o como yo lo he nombrado varias veces durante el viaje, “PeterCharlie”.
Es el paso fronterizo más famoso de la Guerra Fría, es el conocido paso de la Europa comunista y la Europa capitalista de la época.
En un lado del paso podemos ver los semáforos occidentales como los conocemos aquí, sin embargo en la otra zona del paso fronterizo, los semáforos se caracterizan por un sombrerito que lleva el muñeco.
Este punto de la ciudad fue lugar de huidas de muchos ciudadanos que querían pasar al lado capitalista de Berlín. Lugar sangriento a causa de los disparos que sufrieron todos aquellos que intentaban su huida.
Hoy en día existe la caseta reconstruida con el cartel de bienvenida en el lado Occidental y Oriental y el soldado de cada uno de los movimientos que correspondían a cada bando.

Chekpoint Charlie Berlín

En un inicio íbamos a ver el Checkpoint Charlie Museum pero retrocedimos al comprobar que el precio de la entrada no se ajustaba a nuestro bolsillo, 12.50€ la entrada de adulto y 9.50 la de niño.
Cuando viajas por el mundo tienes que ahorrarte gastos como este o en 2 días te quedas sin comer.

Checkpoint Charlie Museum

Checkpoint Charlie Museum 2

Checkpoint Charlie Museum 3

Queríamos visitar un museo y nos enteramos que el Museo Topografia del Terror era gratuito así que se convirtió en nuestra siguiente visita.
Un museo ubicado en el edificio que fuera la sede central de la GESTAPO, la policía secreta del estado. Actualmente y de forma permanente se encuentran unos paneles colgantes con fotografías que narran la historia terrorífica de los funcionarios, cargos importantes del estado y los sucesos entre los años 1933 y 1945. Este edificio cuenta con una zona añadida convertida en una biblioteca que tiene la mayor colección de literatura sobre nacionalismo y publicaciones periódicas sobre la GESTAPO y la SS abierta al público.

La anécdota del día fue que justo al entrar, y antes de empezar la ruta por el museo, fuimos al lavabo. Josep y Javi, mientras nos esperaban (ya sabemos que las chicas somos más lentas), decidieron preguntar si podían coger un café y pastas que había servidas en una mesa y una chica, sin entender muy bien lo que le había preguntado contestó claramente… Si, sí.. Coged lo que queráis..! Así que ni cortos ni perezosos, se sirvieron un buen café. Un minuto más tarde Sara y yo salimos del lavabo y al verles con un café decidimos hacer lo mismo y la sorpresa fue que todo aquel manjar estaba colocado para la pausa de unos conferenciantes, por lo que nosotras nos quedamos sin ese delicioso café y nos llevamos algo de vergüenza para casa.

Para todos los interesados en visitar este museo les aconsejamos que vayan con tiempo, pues hay mucho contenido en formato de texto en los idiomas inglés y alemán y el lugar es bastante amplio. Este museo tiene sus puertas abiertas cada día desde las 10.00 hasta las 20.00h.

Puerta de Brandenburgo: Grande, representativa, cuando cae la oscuridad sobre la ciudad, unos cuantos focos la iluminan y aunque su luz es cálida, personalmente no me parece un emblema cálido de grandeza sino, un emblema de desgracia.

Representa ser el triunfo de la paz sobre las armas aunque la historia relata que su representación se encuentra bien lejos de la realidad. Representó la puerta de entrada de las tropas de Napoleón y de los desfiles nazis más importantes del III Reich. Tiene 5 espacios huecos de paso, excepto el hueco central que es más grande, los demás son más estrechos resaltando la prioridad de paso de reyes y dictadores que eran los únicos que podían entrar por el pasillo amplio central.Puerta de Brandenburgo Berlín

Muy cerca de la puerta de Brandenburgo, aunque no lo visitamos porque ya se había hecho oscuro, pero sí que pasamos por delante con el coche, se encuentra el Monumento a los Judíos de Europa Asesinados y muy cerca también se encuentra el Treptower, el monumento a los soldados soviéticos que da paso a un parque donde pasear y descubrir diferentes monumentos de liberación del nazismo.

Edificio del Reichstag (edificio del Parlamento) y la Oficina del Gobierno Federal.

Una vez ya en el coche y entrando en calor nos fuimos a nuestra última visita, una visita gastronómica a otro mercado navideño.

El Mercado de breitscheidplatz (¿qué fácil no?), donde se encuentra la iglesia memorial de Kaiser Wilhelm, allí degustamos un gluhwein (vino caliente) distinto, este contenía ron y estaba muy bueno pero subía más. Comimos flammkuchen, patatas fritas de boniato y un crepe de chocolate blanco.

Mercado de Breitscheidplatz

En este mercado navideño se encuentra un acto conmemorativo a las víctimas del ataque terrorista en 2016 con velas, fotos, flores y objetos que nos recuerdan a las personas que sufrieron por un acto atroz.

Berlín Sign

Visitamos los alrededores de la iglesia semi derruida de Kaiser Wilhelm, bombardeada durante la II Guerra Mundial, mantenida para recordar la insensatez de una guerra.

Iglesia Kaiser Wilhelm

Con el estómago lleno volvimos al coche para comenzar nuestra vuelta de regreso a casa.
Hasta aquí nuestras aventuras en Berlín.

¡Bis Bald! (Ave maría, cuando serás mía…)

No Comments

Post A Comment