RUTA DON QUIJOTE, de Gigantes a Molinos - Descubre Mi Mundo
1442
post-template-default,single,single-post,postid-1442,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
Ruta Don Quijote

RUTA DON QUIJOTE, de Gigantes a Molinos

1 día y 5 pueblos de la Ruta Don Quijote

“El amor nunca hizo ningún cobarde.”

Miguel de Cervantes

-Nobody Knows-

Paisajes de eternos horizontes, de tierras áridas, secos matorrales, llanuras extensas, gigantes de brazos retorcidos y piedras formando castillos en montes abrasados por el sol y la falta de humedad.

La seca y vieja Castilla la Mancha, la tierra del Rocín Flaco Hidalgo caballero que salió a conquistar la zona medieval del interior.

Aunque la ruta es mucho más extensa y abarca muchos más pueblos, nosotros hicimos un día de visita por algunos pueblos de la Ruta Don Quijote.


 

CAMPO DE CRIPTANA (Ruta Don Quijote)

Es un pueblo de carácter manchego, turístico y armonioso. Pueblo habitado y casco antiguo repleto de casonas blancas con una cenefa y ahí en lo alto de una colina, en la parte alta del pueblo se hallan los gigantes salvajes de la novela de Cervantes. Los 10 molinos que se alzan a la cabecera de este pueblo.

Molinos Don Quijote

De Campo de Criptana destacamos sus molinos y las manchegas casas blancas con decorados en color azul intenso lo que le dan ese aspecto de pueblo pintoresco español.

Campo de Criptana

Llegamos y cruzamos el pueblo divisando dos montículos llenos de molinos, unos a nuestra izquierda, pertenecientes a Alcazar de San Juan, los otros a Campo de Criptana.
Subimos la colina de Campo de Criptana y allí estaban, los 10 molinos retorciendo sus hélices, acompañados de unas ovejas que pastaban tranquilamente dándole un aire muy rural a los campos de los horizontes manchegos. Arte rupestre para adornar un país envuelto de polémica que siempre será bello por su naturaleza, sus campos, bosques y esos pueblos bonitos que lo adornan.

Ruta Don Quijote 2

 

ALCÁZAR DE SAN JUAN

Se dice que nació un artista de profesión dramaturgo, que vivió en Alcázar de San Juan, lugar de visita imprescindible si quieres encontrar restos de la obra literaria de la Ruta Don Quijote.

Este lugar no deja de ser otro horizonte manchego de aspecto quijotesco, 4 molinos de viento ubicados en el cerro de San Antón, con un monumento dedicado al escritor de la obra maestra de la literatura castellana.

Alcazar de San Juan
Los 4 con nombres bien especiales, Molino Barcelona y Molino Dulcinea, ambos con el interior completamente vacío. Los otros dos, Rocinante que su interior confina un local de información sobre la Ruta Don Quijote, carteles informativos de la Mancha y otros sobre información de los molinos, quedando el Molino Fierabrás como el único que realiza la molienda, en su interior alberga el equipamiento tradicional y sus debidas réplicas para que la harina sea tamizada.

Alcazar de San Juan goza de visita obligada a la Casa del Hidalgo, un museo localizado en un edificio del siglo XVI  que explica con todo detalle el estilo de vida de los hidalgos manchegos, que además sirvieron de inspiración a Cervantes para la construcción de su personaje.
El precio de la entada es de 3.60€.
Gratuito para los menores de 12 años.
Abierto de Jueves a Domingo de  10.30 a 13.30h y de 16.00 a 19.00h.

 

EL TOBOSO

La piedra predomina el pueblo del Toboso, hogar del amor de Don Quijote, la señorita Dulcinea. Rótulos literarios adornan los pasillos que ejercen de calles. Pueblo de importancia para la Ruta Don Quijote.
Dotado de un monasterio actualmente habitado por unas monjas de clausura que se dedican a la elaboración de dulces, las famosas beatas Clarisas.
Una plaza adoquinada, visitada por el sol de primavera, abejorros libando en las nuevas flores que brotan tras un frío invierno de nieves y ante la iglesia de San Antonio Abad, un ayuntamiento empedrado desde donde observar a Quijote de hierro forjado con la rodilla anclada al suelo declarando su amor a la joven Dulcinea.

Toboso

Además de ser un pueblo que te invita a pasear, dispone de varios lugares para visitar y disfrutar del entretenimiento de viajar al siglo XVI.

El museo Cervantino, con la mayor colección de ediciones del Quijote en diferentes idiomas, varios de ellos dedicados a personas conocidas del mundo de la política, el Quijote más grande del mundo y varias miniaturas.

Calle Miguel de Cervantes

Y como no podía ser de otra manera, en el Toboso se encuentra ubicado el caserón manchego de doña Dulcinea. En realidad de Ana Martínez Zarco de Morales, en quien se inspiró Cervantes para su obra. Dulce Ana terminó convirtiéndose en Dulcinea y así sus aposentos terminaron formando un museo declarado monumento histórico  recreando la típica casa de los hidalgos del siglo XVI y XVII. En el interior se recrean las diferentes estancias, la bodega, el patio, los corrales, pozos…

El precio de entrada es de 3 €

Museo Casa Dulcinea

Otro atractivo de este pueblo y gran desconocido es un pequeño parque escondido entre las callejuelas de piedra y las casas, muy cerca del ayuntamiento y la calle Cervantes está el parque García Sanchíz, un poeta y miembro de la Real Academia Española que se enamoró del pueblo del Toboso y al cual le otorgaron este parque en su memoria.
Tenga el nombre que tenga y esté dedicado a quien sea, realmente es un lugar precioso para pasear o hacer una parada para inspirarte escuchando el sonido de los pájaros, ver el sol atravesar las ramas de los árboles y su follaje.

Parque García Sanchíz

MOTA DEL CUERVO

Balcón de la Mancha, “Un lugar de la Mancha”, El Horizonte de los Molinos. Así es Mota del Cuervo, así es conocida en el mundo entero y gracias a Don Quijote y su Miguel de Cervantes.

Ruta Don Quijote 3

Ubicada en el centro de Castilla la Mancha, 7 de los 23 molinos adornan el cerro a cuyos pies se encuentra el pueblo.
Pero lo realmente fascinante es que en medio de la Ruta Don Quijote se haya un paraíso, un oasis en medio de la tierra seca de Castilla la Mancha.

Laguna de Manjavacas

El imponente humedal manchego, situado a 10 km al sur del pueblo, un hogar para muchas especies de aves que vienen de África en su paso migratorio para establecerse aquí durante los periodos de primavera y verano.

Laguna de Manjavacas
Señalando así al Flamenco como el ave que emigró y se estableció en España en lugares como la Laguna de Manjavacas y el cual también podemos encontrar en otros parques naturales como Doñana, el Delta del Ebro, Salinas de Santa Pola y el Hondo o la Laguna de Fuentedepiedra.

Nos impresionó y para bien ver que no había ninguna clase de barrera para entrar a la laguna, y casi un milagro que no tuviera ningún coste, que hoy en día ya es difícil encontrar lugares donde no te cobren una entrada.
Quizá por este motivo fotografiamos el cartel de abajo, nos gustó esa parte del texto donde dice que confían en las personas. Y no solo en su capacidad de pagar para casi todo.

Nos quedamos un rato viendo los flamencos y otras aves, habían bastante cigüeñas y es que vuelven en primavera a los nidos depositados en zonas altas, que abandaron a finales del otoño. Vuelven para tener a sus crías en esta estación más calurosa donde se quedarán hasta de que vuelvan las estaciones más frías cuando emigran a Sudáfrica volando 13.000 km.

Laguna de Manjavacas 2

Volviendo a Mota del Cuervo, es un pueblo hecho para rutas, no solo la Ruta Don Quijote abarca su fama sino que el maravilloso Camino de Santiago deja huella en Mota del Cuervo.

El punto común de ambas rutas en este pueblo de olores salvajes procedentes de la Laguna es la Ermita de Manjavacas y los molinos de viento.

Esos que aunque los haya mencionado, no he descrito y es que concretamente me es difícil describir por su belleza singular dado el lugar y las vistas.
El cielo azul adorna el fondo de dichos gigantes y la tierra marrón con el pasto amarillento ocre ejerce de gran anfitrión acogiendo en su territorio a los 7 molinos.

El Zurdo: Sus aspas giran en la dirección contraria al resto de los molinos, hecho que le otorga este nombre.
El Gigante: Su puesta en marcha los domingos le aporta un carácter especial. Este día realiza una molienda como antaño, siguiendo el método tradicional convirtiendo el grano duro de trigo en una suave harina.

Molinos Don Quijote 2

En este cerro, hogar de los molinos se celebra cada año durante el segundo domingo de cuaresma “el canto de la llueca”. Una popular fiesta en la que se canta esta canción:

“Esta llueca cucurucada ha puesto un huevo en la cañada, puso 1, puso 2, puso 3… ( así hasta 22). Llegó la madre de dios y se comió “to”, y lo poquito que dejó, me lo comí yo”.

Y merienda chocolate caliente con una llueca, un bollo de azúcar circular con una trenza en el medio, típico de Mota del Cuervo.

 

BELMONTE

Empezamos mencionando el castillo de 1456, restaurado para su uso como museo donde en el interior podemos ver las diferentes restauraciones que se han ido efectuando con el paso de los años. La primera restauración la mandó hacer, la mujer de Napoleón Bonaparte, la señora Eugenia de Montijo. El castillo es una obra arquitectónica de estilo Gótico Mudéjar.

Castillo de Belmonte

Todo el interior está a disposición del visitante, tanto las mazmorras del sótano como las diferentes estancias.

Durante el puente del pilar (12 de octubre) en el interior del castillo, tiene lugar un combate medieval.

Belmonte


Horario de visita al Castillo de Belmonte

Horario de Invierno: Del 15-Septiembre al 28-Febrero

Mañanas de 10.00h a 14.00h
Tardes de 15.30h a 18.30h

* Del 7 de Enero al 28 de Febrero entre semana el castillo abrirá solo de 11.00h a 14.00h

Horario de Primavera: Del 1-Marzo al 28-Abril
Mañanas de 10.00h a 14.00h
Tardes de 16.00h a 19.00h

* Semana Santa y puentes de 16.00h a 20.00h

Horario de Verano: Del 29-Abril al 14-Septiembre
Mañanas de 10.00h a 14.00h
Tardes de 16.30h a 20.30h

*última venta de entradas 45 minutos antes del cierre del castillo.
*Tiempo Recomendado de Visita: 1h30

CERRADO:

LUNES (No Festivo) **Abierto Lunes de Agosto y de puentes.

24 Diciembre Tarde, 25 Diciembre, 1 Enero


En Belmonte se encuentra La Colegiata, otra obra gótica construida sobre otra iglesia visigótica del siglo V. En su interior 13 capillas recargadas de retablos y dorados antiguos sin llegar a convertirse en una cueva como la gran mayoría de iglesias, esta conserva unos ventanales por los que entra una luz cálida de la primavera que tanto se ha hecho esperar.

En lo alto de la colina del pueblo, ante el castillo y mirando al horizonte podemos observar un grupo de molinos que a lo lejos tintinean con la brisa del atardecer.

 

Verdadero Don Quijote, van ya tropezando, y han de caer del todo, sin duda alguna. Vale.

Fin

(Nunca me gustó más un “Vale” como el final de esta novela)

 

No Comments

Post A Comment