Capilano Park and Bridge

2 días en VANCOUVER

2 Días en Vancouver, la ciudad verde

“La belleza del mundo natural está en los detalles”

Natalie Angier

-High Hopes-

Ubicada en la costa pacífica canadiense, la ciudad donde descansan las ballenas cuando emigran hacia Alaska desde las aguas más calientes de Hawaii.

Una ciudad con una gran calidad de vida aunque una de las más caras, sobre todo para los que no tenemos el poder adquisitivo de los canadieses. Además pudimos comprobar el nivel de seguridad de la ciudad.

Vancouver fue nuestro destino de aterrizaje cuando comenzamos la luna de miel, pero ese primer día antes de partir en autocaravana por las montañas rocosas, apenas tuvimos tiempo de visitar nada, únicamente los alrededores urbanizados de casas que rodean la ciudad costera. ¡Y qué pedazo de casas! Unas casas gigantescas realizadas en madera. Sí, aunque no lo parezca en las fotos, son de madera.

Casas Vancouver (1)

Tuvimos que esperar 10 días para seguir conociendo Vancouver, la ciudad rodeada de verde.

Una vez terminamos la primera parte de nuestra luna de miel en autocaravana , regresamos a Vancouver donde nos seguimos alojando en nuestra cabaña sobre ruedas en un camping muy cercano al centro de la ciudad, el Burnaby Cariboo, no es famoso por ser un camping bonito pero sí por todos los servicios que presta. Además allí mismo puedes encontrar la estación de tren de “Production Way-University Station” la cual te deja en “Burrad Station” y desde allí puedes recorrer los lugares más emblemáticos de la Ciudad, que se encuentran a tan solo unos minutos caminando.

Además, como siempre digo en mis posts, la mejor manera de recorrer una ciudad es a pie, paseando y caminando por sus calles.

2 días en Vancouver (1)

2 días en Vancouver (2)

Justo al salir de Burrad Station, encontrarás el “Tourism Vancouver Visitor Centre, un centro de turismo donde puedes solicitar mapas y información sobre los horarios de los parques y los centros de interés que quieras visitar.

En nuestros 2 días en Vancouver hicimos una lista de indispensables que no nos podíamos perder antes de marcharnos.

 

1r DÍA

  • Capilando Suspension Bridge: Es uno de los atractivos más importantes de la ciudad, bastante turístico pero merece la pena visitarlo, sobretodo en temporada baja o de lo contrario, la cola se convierte en una pesadilla de horas. El puente se encuentra suspendido a 70 metros de altura sobre el río Capilano y tiene un total de 140 metros de largo. El acceso al parque tiene un precio total de 50$ canadienses adulto y niños menores de 6 años entrada gratis.

Totems Capilano

Capilano Bridge (1)

  • Parke Stanley: Es el parque urbano más grande de Canadá, vendría a ser un Central Park canadiense. El parque es precioso, después de pasear por zonas urbanas, el cuerpo se siente en paz en un sitio como este, que rodea la parte oeste de Vancouver. Es un remanso de árboles coníferas, lagos y caminos que te llevan a perderte por medio de ese entorno natural. Puedes pegarte horas paseando por allí y tener la sensación de que el tiempo se ha parado y todo sucede alrededor del sol.

 

  • Desfile del 150 aniversario de Canadá: Mientras estábamos disfrutando de nuestros 2 días en Vancouver, dio la casualidad de que se celebraba un desfile del 150 aniversario de Canadá desde su fundación como país. Un país que como hemos visto estos 2 días en Vancouver, está formado por diversidad cultural, un país donde parece que todo el mundo es bienvenido tenga la nacionalidad que tenga.
    También hicieron acto de presencia las comunidades indígenas pidiendo ser reconocidos como las comunidades fundadoras de Canadá. Por el desfile han pasado representantes de México, Pakistán, Colombia, Venezuela, Italia… casi de cualquier rincón del mundo.

2 Días en Vancouver 3

  • Puerto y zona Bayshore Marina: Desde Stanley Park hasta Bayshore Marina, un recorrido magnifico y agradable, paseando al solecito del atardecer que ilumina los cristales de los edificios más altos vistos desde el puerto, y crea esa sensación de balsa de mercurio en el mar. En nuestra memoria ocular de esos dos días, queda la multitud de personas paseando, cenando sobre el césped de las zonas ajardinadas que decoran los edificios modernos acristalados, la mayoría residencias de alto standing. Aspersores regando esas grandes zonas ajardinadas con césped mientras los niños descalzos se reían pasando de un lado a otro queriendo evitar mojarse a la vez que buscan el aspersor refrescante para seguir con sus carcajadas. Que puros y bonitos son los niños! Los padres sentados, se unen a sus hijos en la comodidad y el gustirrinin de quitarse los zapatos y notar la hierba mojada a través de los dedos de los pies, mientras leen.
    Y como banda sonora el sonido tintineante de las velas de los barcos que se encuentran allí.

2 Días en Vancouver 4

  •  Gastown: Un barrio que recomendamos visitar de noche, es el downtown de Vancouver, el atractivo turístico despierta al anochecer, repleto de clubes, discotecas, restaurantes, mayormente cadenas, edificios antiguos con su propio encanto bucólico, y como parte del downtown también tiene pobreza y miseria en sus calles. Probablemente de lo que no se salva ninguna ciudad industrializada.

 

2º DIA:

  • White Rock: Alejada de Vancouver ciudad, y fronteriza con Estados Unidos, se trata de un pequeño pueblo de película donde pasear y perder el tiempo durante una mañana entera, quizá donde perder meses escuchando el sonido del mar, de los pájaros y del sentir del agua. Cuenta con una playa y bosque a sus espaldas, en ella se encuentra la roca blanca que da nombre al lugar. Como os decía un rinconcito del mundo para quedarse.

White Rock

  • Grandville Island: El nombre hace referencia a una isla pero está conectada a la ciudad, es como un pequeño barrio apartado de la gran ciudad, bastante bohemio, cuenta con un mercado enorme, lo que hace famoso a este lugar, pero también cuenta con varias galerías de arte y restaurantes, puestos de comida callejera y puestos de artículo de venta hippies y artesanales.
    El mercado nos recordó mucho al mercado de la Boquería de Barcelona, infinidad de puestos de productos alimentarios, exquisiteces orientales, puestos de comida para llevar, plantas.
    Por los alrededores se ven músicos y artistas callejeros tocando algún instrumento o pintando. Y las vistas que acompañan ese escenario lo hacen más bohemio todavía.

 

  • Davie Village: El barrio gay, artístico y colorido, repleto de bares y pubs, tiendas de ropa artesana muy modernas. Abundan los restaurantes internacionales que rodean el paso de peatones más conocido mundialmente, un cruce de peatones enorme, pintado de colorines que simbolizan la bandera de diversidad LGBT. Uno de los mayores atractivos de diversidad cultural y sexual canadiense.

 

  • Queen Elizabeth Park: Quizá sea el segundo parque más famoso de la ciudad, desde el sitio más alto del parque se puede divisar toda la ciudad y es realmente espectacular aunque nosotros no seamos muy amantes de las ciudades.
    Al parque llegamos en un bus que cogimos en el centro, justo al lado del Tourism Vancouver Visitor Centre. La entrada al parque es gratuita pero si decides ir en coche, el parking es de pago, y la recaudación va destinada al mantenimiento del parque.
    En el parque además de encontrar esas vistas panorámicas de la ciudad, puedes encontrar un ejemplar de cada especie de árbol canadiense. Y por las mañanas puedes disfrutar de las actividades que realizan en el parque, como las clases gratuitas de Yoga o Tai Chi.

Vancouver

Y para terminar este post, no puedo irme sin recomendaros el plato estrella de Canadá, originario de Quebec, el Poutine que contiene patatas fritas con queso cheddar desecho por encima y salsa de carne, a veces incluso trocitos de carne por encima. ¿El lugar estrella? Milestones Grill Bar, una delicia todo lo que tienen, algunas cosas más sanas y otras tantas menos sanas, pero los platos son contundentes y una delicia.

Poutine

Milestones Grill Bar

¿Os animáis a pasar 2 días en Vancouver?

No Comments

Post A Comment