4 dias en FORMENTERA

4 dias en Formentera perdidos en sus atardeceres

“Donde el reloj perdió sus horas”

-Wake Me-

1r día

A las 10.00h nuestro barco de la compañía low cost Aqua Bus Ferry salía desde el puerto de Ibiza. Los billetes nos costaron 29€ por pax y trayecto, bastante más económico comparado con otras compañías donde el billete por trayecto cuesta unos 45€.

Ferry Ibiza-Formentera
El embarque comienza 20 minutos antes de la salida y en 15 minutos ya estábamos todos a bordo del barco, nosotros y algunas motos que también se venían a la isla.

Hemos reservado una moto en Formentera pero vemos que mucha gente la alquila en Ibiza para poder disfrutarla también en la isla grande, otros se llevan su propia moto y en el barco de vuelta se la traen de regreso.

El viaje en ferry es agradable, vamos en la parte descubierta del barco disfrutando del aroma a mar y del fresquito de la brisa de la mañana pero el sol hace su trabajo desde ahí arriba. El trayecto dura unos 40-45 minutos y se nos pasa volando porque vamos viendo los alrededores de la isla.

Llegamos al puerto de Formentera, Puerto de La Savina y justo al desembarcar encontramos los establecimientos de alquiler de motos y coches.

Nosotros alquilamos la moto con la empresa Moto Rent Pujols

Tras la odisea de subir a la moto con las mochilas y los mil bártulos que llevamos con nosotros (hay que empezar a estudiar la idea de viajar con menos artículos para acostumbrarnos antes de dar la vuelta al mundo). Una vez medio posicionados encima de la moto arrancamos camino al Caló de Sant Agustí, donde se encuentra nuestro hostal, Hostal Can Rafalet.

4 dias en Formentera 1

Llegamos y dejamos las maletas, nos cogemos los bocatas que hemos traído desde casa para ahorrarnos dinerete que invertiremos en nuestra casa rodante y nos vamos a visitar el Caló des Mort.

4 dias en Formentera 2

Tras unos cuantos chapuzones frescos y unas relajadas horas que pasan rápidamente nos vamos a visitar Platja de Mitjorn donde lo primero que hacemos es descubrir a una de las habitantes de Formentera más temidas por los humanos, la araña Argiope Lobata, es un tipo de araña que habita en las Pitiusas aunque también es fácil encontrarla en el sur de España y Europa. La fotografiamos y nos percatamos del miedo psicológico pero no real que supone cualquier tipo de araña. Ésta es bonita, colores atigrados y un caparazón que aparenta ser duro. Y después de este análisis arácnido nos tomarnos un café en un chiringuito muy formentereño que encontramos a pie de playa y  nos relajamos en una siesta maravillosa con la brisa del mar de fondo.

Vegetacion Formentera

Paisaje Formentera

De aquí nos vamos a acabar el día con el atardecer mágico en el faro del Cap de Barbaria.
Como es el día de mi cumpleaños y me encanta el mar, la vida me deleita con el sonido de unos tambores que están tocando al son de la puesta de un hermoso sol que no deja de brillar. Sonido que nos acompañará durante las 3 horas que estaremos atrapados, hipnotizados por las chisposidades que el sol le regala al mar haciéndolo brillar como el oro en su forma más natural. Y el amor de mi vida me deleita con un brindis siguiendo nuestras tradiciones llenas de amor, económicamente baratas, con paisajes llenos de vida y celebrando lo más bonito del mundo, que estamos vivos y podemos disfrutar de nuestro tiempo en nuestro hogar, el planeta. (pincha aquí si quieres saber cómo empezaron nuestras tradiciones cerveciles de puestas de sol).

Faro Formentera

Faro Formentera 2

Atardecer en Formentera

Atardecer en Formentera 2

Y cuando el cielo se tiñe de negro brillante aterciopelado, lleno de luceros y estrellas incandescentes, nosotros nos vamos a cenar a nuestro italiano preferido, el lugar donde nos sinceramos el uno al otro tiempo atrás y nos dijimos a la cara sin más precedentes, cuánto nos gustábamos.

Restaurante testigo de nuestro amor y donde por cierto hacen unas pizzas riquísimas y enormes. Suponemos que este restaurante ubicado en Sant Ferran debe ser una de las mejores o la mejor pizzería de toda Formentera pues el local está siempre a rebosar. Si queréis tener sitio para cenar y no hacer largas colas, lo mejor será que vayáis a cenar pronto.

Hablamos del Restaurante Pizzeria Macondo

4 dias en Formentera 3

2º día

Nos despertamos con unas vistas increíbles y un azul del mar maravilloso, limpio y transparente.
Justamente y como dato curioso ya que hablo de la transparencia del mar, nos encontramos durante un fin de semana en el que se realizan actividades para salvar la Posidonia, el alga responsable de producir oxígeno y de que el agua del mediterráneo tenga ese color turquesa, limpio y transparente.

Posidonia Formentera

Tras deleitarnos el amanecer con sus vistas y su generosidad nos vamos al pueblo de Sant Francesc a desayunar a una cafetería muy famosa que abrió el mismo año que yo nací. 1988! Hablamos de Café Matinal que dispone de diferentes menús de desayuno muy variados.
Este local se encuentra en una callecita rodeada de casitas blancas con toldos hippies de tela de saco o ropa.

Cafe Matinal Formentera

Cafe Matinal Formentera 2

Cafe Matinal Formentera 3

Tras el almuerzo nos vamos a visitar la playa de Ses Illetes pasando entre medias del Estany Pudent y el Parc Natural de Ses Salines.

Ses Salines Formentera

Y perdidos por esa carretera que acababa en un camino de tierra, llegamos al paraíso de Ses Illetes, uno de esos sitios donde pasarías el día entero y solo te parece que hayan pasado unas pocas horas. Sus aguas te hacen de espejo cuando refleja el sol, el horizonte se tiñe de cristal brillante y te da alas para volar.

Ses Illetes Formentera

Ses Illetes Formentera 2

Después de pasar todo el día volvemos a Sant Francesc para pasear por sus tiendecitas de telas ibicencas, abalorios y pañuelos hippies. 4 dias en Formentera 4

4 dias en Formentera 5

Paramos a merendar, nada sano por cierto y terminamos la jornada viendo el atardecer en Cala Saona (que nada tiene que envidiar a los atardeceres del Faro de Barbaria).

Cala Saona Formentera

Dejamos la moto en el parking de la cala y caminamos por el monte seco hasta llegar a Punta Rasa para ver cómo se esconde el sol por el mar. En Formentera es típico aplaudir cuando el sol se despide deslizando sus últimos rayos por el mar.

Atardecer en Formentera 4

 

3r día

Volvemos a despertarnos sobre el cielo, flotando sobre un balcón encima del Mediterráneo. ¿Qué digo? El mediterráneo tiene balcón a nuestra habitación. Nos quedamos 20 minutos observando la inmensidad de naturaleza a la que alcanzan nuestros ojos.

4 dias en Formentera 6

Nos bajamos a desayunar a la cafetería del hostal, era bien pronto pero ya habían algunas personas leyendo la prensa, disfrutando de un buen café a orillas de la cala o simplemente disfrutando del momento presente. Entre que pedimos y nos trajeron el desayuno, la cafetería se llenó. Este lugar tiene mucho éxito, la comida está buena aunque no es muy variada, el trato es estupendo y el paisaje es un cuadro lleno de amor. Os recomendamos el sitio 200%

4 dias en Formentera 7

Nos pedimos un “pa amb coses” que viene a ser unas cuantas torradas con diferentes acompañamientos, unas de tortilla, otras de sobrasada, lomo, queso y está muy bien para compartir entre dos.

El día de hoy lo dedicamos a las playas, las que están bien cerca del hostal, de hecho no necesitamos ni coger la moto, andamos unos 300 metros y llegamos a donde nos quedaríamos a pasar la mañana.

Formentera

Formentera 2

Hacia el mediodía nos trasladamos a nuestra siguiente localización aunque con un poco de pereza debido a lo a gusto que estamos.

Nos dirigimos a visitar Cova d’en Jeroni que está muy bien señalizada entre Caló de Sant Agustí y Sant Ferran, más cerca de Sant Ferran. Pero al llegar nos lo encontramos cerrado. Lo más sorprendente es la localización donde se encuentra la gruta, el acceso está entre medio de dos terrenos y el porche de una casa.

Cova d’en Jeroni
En vistas del éxito nos vamos a pegarnos unos baños a Es Pujols y a comernos unas ensaladas que compramos en el supermercado. Es bonita aunque no es tan virgen, la zona está más explotada por comercios, restaurantes, bares italianos…

3 horas más tarde regresamos al hostal a relajarnos en el Caló de Sant Agustí donde no queda casi nadie, un matrimonio que parece que va a recoger muy pronto y así es. Nos quedamos eclipsados durante un rato viendo los embarcaderos naturales de madera salvaje y desgastada por la sal del mar. Allí disfrutamos viendo como los cangrejos limpian sus pinzas y salen de sus cobijos para ver despedir el día.
Junto con los cangrejos, bailamos y conversamos sobre sueños cercanos que desean cumplirse, proyectos llenos de pasión sobre una casa rodante y una vida nómada en familia.

Atardecer Formentera 6

4º dia

Nos despertamos muy pronto con la salida del sol dejando algunos claros que asoman por la ventana de la terraza.

Amanecer en Formentera

Javi me despierta con una tartita y mis 29 velas de cumpleaños, me invita a soplarlas a la ventana donde el rocío ha humedecido las tumbonas, sillas y mesas pero no es problema que unas toallas o ropas no puedan solucionar.

Cojo aire y mientras veo la película de nuestra vida pasar por delante de mis ojos, soplo con fuerza las velas. 29 años vividos y una vida salvaje por delante llena de libertad al lado de la persona que admiro y que he escogido para caminar, para VIVIR, para experimentar y crecer.

Amanecer en Formentera 2

Recogemos todo y lo dejamos preparado en la puerta de la habitación. Decidimos retomar una tradición, despedirnos de Formentera desde el Faro de la Mola, ubicado en la otra punta de la isla.

¡Es precioso! Sobre un paisaje árido y desolador, se alza el iluminador de caminos de la mar, el indicador de tierra, de vida, la luz sobre el horizonte, el que demuestra que los sueños se encuentran más cerca y el responsable de poner luz donde hay oscuridad.

Despidiendo Formentera

Despidiendo Formentera 2
Disfrutamos de un rato en ese rincón perdido de la isla y volvemos al hostal en busca de nuestras pertenencias. Nuestra querida terraza que flota sobre el Mediterráneo turquesa, cuantos momentos de paz nos ha traído en estos 4 días.

Despidiendo Formentera 3

Bajamos nuestras maletas hasta la moto y volvemos a revivir un momento pasado. Subir cargados como mulas a la moto en dirección donde empezó todo, el puerto de La Savina donde nos espera un ferry a la isla grande, Ibiza. Donde pasaremos el día hasta que sea la hora de volver a Barcelona en avión.

Que ganas tengo de no tener que decir la palabra volver por obligación, sino porque me apetezca. Volver a mi ciudad de origen por gusto, porque tengo ganas de ver a la gente que quiero, porque me apetezca pasar tiempo con mi gente. Vivir sin un tiempo limitado, viajar sin reloj, perdiendo la noción del tiempo, estar a gusto en un lugar y quedarme todo el tiempo que mi corazón ansíe.

Pronto… muy pronto

No Comments

Post A Comment