ASTURIAS (Luarca)

“Los destellos siempre vistos en la mar ahora se veían reflejados sobre una nieve cuajada llena de vida esperando ser desecha con el inicio de la primavera de Luarca.”

-Better Together-

Buenos días a las 8.00h. de la morning. 

Desayunando en Cecos

Hoy hemos decidido retomar los paisajes de nieve y es que estamos encantados con este panorama tan Frozen ( helado ), pero no sin antes pegarnos un buen desayuno, esta vez sin colesterol. Unas tostadiñas con mantequilla y mermelada y otras con un quesiño de oveja buenísimo. También tenemos jamón, el jamón de bellota es igual en todas partes y el jamón plastiquero también es igual en todas partes de España con lo cual no necesito describiros tan profundamente este embutido.

Desayunamos en el Hotel Rural Cecos  que ahora se llama Hotel Xana y además de cenar bien y dormir maravillosamente bien, el desayuno es bastante equilibrado y completo. Estamos súper contentos con nuestra elección de hospedaje.
Emprendemos la ruta hacia Luarca y a nuestro camino vamos encontrando prados verdes y bosques frondosos de un verde botella precioso. Estos paisajes no tienen nada que ver con los de Castilla La Mancha, allí es todo mucho más amarillo pajizo y más rocoso.

Aquí todo es verde, hasta las rocas y piedras son verdes, cubiertas por el musgo que se ha apoderado de ellas.

Alrededores de Cecos

Bajando el puerto de montaña encontramos este mirador donde no dudamos en parar y hacernos fotos. ¿Si os digo que no nos gusta hacernos fotos, no os lo creéis verdad?
La temperatura es de congelación absoluta pero creo que la pereza de ponernos y quitarnos la chaqueta es superior al frío. Toca subir un puerto de montaña hasta llegar a la Autovía que nos llevará al primer pueblo de nuestro plan de ruta: LUARCA.

Y así de repente pasamos del verde húmedo a la blanca nieve…

Paisajes Asturias

Hemos escogido la semana más fría del año para venir al norte pero también con mucho encanto. Me pasaría la vida viajando y conociendo rincones preciosos llenos de magia.
Siempre he pensado que hay personas que tienen un algo especial, que desprenden cierta magia y solo con el hecho de estar cerca, sonreír y con su presencia hacen que todo a su alrededor brille, pues así es mi compañero, mi compi de vida, de viajes, de aventuras, de risas, de objetivos, de sueños, ilusiones, pasiones y también de fotografías. Y si un lugar es bonito, él hace que todavía sea mas bonito, como es el caso de Asturias.
Él es como mi familia, personas que contagian felicidad por allí donde pasan, bueno, para que engañarnos, él es mi familia desde que hace dos veranos apareciera como un duendecillo en mi vida y me enamorara de él.

Mientras Javi conduce y yo voy escribiendo nuestras aventuras en la libreta que posteriormente escribiré en este blog, encontramos el cartel con el que yo quería hacerme una foto.  Pues tiene su explicación que nos hagamos una foto con este cartel. Nosotros somos príncipes (príncipes de nuestra casa) y como tales pues tenemos que hacernos una foto en nuestro principado. Fuera coñas, el motivo de que nos hagamos una foto con cada señal de cada lugar que visitamos es porqué nuestro sello de identidad viajero será éste.

A partir de este momento se convierte en una tradición del viaje hacernos fotos con cada cartel de cada pueblo que visitemos. 
Nos quedan pocos km para coger la A8 que es la autovía que nos llevará a Luarca. En total desde Cecos tenemos unos 132 km. Nuestro recorrido de hoy incluye también visita a la Playa del Silencio, Cudillero y Cabo de Peñas y con todos estos parajes daremos por finiquitado nuestro recorrido de hoy.

Ahí frente a nosotros encontramos Luarca. Un pintoresco pueblo de colores pastel donde el 99% de sus habitantes viven del mar. Lonja, marisquerías, restaurantes con un menú de pescado muy apetitosos, tiendas náuticas y un puerto pesquero de lo más sencillo.

Luarca

Luarca 2

Unas cuantas fotos después a las que nos acompaña una lluvia muy fina que va parando y arrancando por momentos, la denominada “lluvia chirimiri de Luarca”, miramos la hora pero es muy pronto para comer, así que damos un fresco paseo y nos paramos en una cafetería con vistas al puerto a tomar un café calentito. Aquí todas las cafeterías huelen a lluvia y mar, suenan las botas chapoteando contra un suelo mojado dejando algo de barrizal. Casi todos los habitantes llevan botas de agua y tienen una mirada feliz llena de paz, el lugar no deja indiferente a nadie.

Desayunando Luarca

Caldeado el ambiente y a resguardo de la lluvia, nos toca hacer un pensamiento para seguir visitando pueblos…
Próximo destino… Playa del Silencio, y tan silencio, no hay ni un alma. A lo lejos divisamos dos o tres surferos que a menos que lleven un traje de neopreno de 50cm están ahogados ahí en medio del mar porque si aquí fuera hace este frío, no me quiero ni imaginar el que hace dentro del agua.
De ahogados nada, vivitos y congelados, y allá va otro a meterse en el cantábrico. ¡qué valor!

Playa del Silencio

Playa del Silencio 2

Playa del Silencio 3

Comienza a llover un poco más fuerte que antes, esto ya no es llovizna, esto son gotarrones, así que nuestra excursión para bajar a la playa del silencio se acaba aquí. Ya es casi la hora de comer y nos marchamos al siguiente pueblo, Cudillero donde haremos la parada para degustar algún plato típico Asturiano.

Mi escritura se queda aquí por hoy. Ahora voy a disfrutar de los paisajes y de los amigos que nos estamos encontrando en la carretera, además necesito entrar en calor porque tengo las manos como estalactitas del frío, ya no puedo seguir escribiendo, siento que se me van a caer los dedos de un momento a otro como cuando caen las ramas duras de los árboles.

Con nuestra nueva amiga Pepa de los Montes me despido, mañana os sigo contando nuestro recorrido por Cudillero,con su gastronomía espectacular a base de pescados y el faro perdido de Cabo de Peñas.

Pepa de los Montes

¡Que tengáis un día estupendo!

 

No Comments

Post A Comment