La Ley y el Worldschooling

La LEY y el WORLDSCHOOLING

La ley y el worldschooling

“Lo que conocemos cambia lo que vemos. Lo que vivimos cambia lo que sabemos”

-When I kissed the teacher-

Cuando ya se aceptaba socialmente el homeschooling va y aparece la ley, sí, la dichosa ley que nos imponen muchas veces sin sentido para quitarnos parte de nuestra libertad.

La Legislación española especifica en su artículo 4 de la Ley Orgánica de Educación sobre las edades que implica la escolaridad, siendo un número concreto de cursos que el menor debe seguir en un centro escolar y no contempla el homeschooling para estas edades.

“La enseñanza básica comprende diez años de escolaridad y se desarrolla, de forma regular, entre los seis y los dieciséis años de edad.”

La fiscalía advierte que en casos de homeschooling podrá valorarse la retirada de la guarda y tutela, y, de persistir, de la patria potestad, pero en la práctica no tenemos conocimiento que exista ningún proceso legal contra los padres que han decidido educar a sus hijos de esta manera.

Investigando Ley y Worldschooling

¿Pero y qué ocurre con el Worldschooling? Otra práctica que como ya os contábamos en nuestro post sobre qué es el Worldschooling viene extendiéndose cada vez más entre los ciudadanos del mundo, en nuestro caso y por pura burocracia, ciudadanos Españoles.

El Worldschooling es otra práctica educativa que no está reconocida por la legislación española, ya sabemos que en este país cuesta un poco abrir las fronteras mentales a la libertad, pero buscando información al respecto tampoco hemos encontrado ningún caso en el que la ley haya sentenciado la tutela de ningún menor por aprender de la mejor escuela libre que conocemos, el mundo!

Precisamente los libros deberían estar basados en la realidad tangible de lo que hay más allá de las 4 paredes de una aula de colegio.

Libros y realidades

En cualquier caso, la mayoría de familias prefieren respaldarse de alguna manera dentro del marco legal y por eso apuestan por el CIDEAD un programa que ofrece el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte que organiza a través del Centro de Innovación y Desarrollo de la Educación a Distancia, destinado a todos aquellos alumnos españoles que deben seguir manteniendo contacto con el sistema educativo  español. Los programas incluyen las etapas de Educación Primaria, Secundaria, ESO, ESPAD y bachillerato.

A través de este programa te aseguras de poder realizar Worldschooling mientras permaneces en el marco legal, pero has de saber que dentro de este programa se sigue exactamente el proceso escolar que se llevaría a cabo en un centro.
Es decir, el CIDEAD cuenta con una plataforma virtual en la que los padres disponen de guías didácticas y solucionarios de las distintas material que les sirven de orientación. Así mediante la ayuda de los padres, los niños trabajan allí donde estén con sus libros de texto y envían, a través de la plataforma las actividades obligatorias de las distintas materias a los profesores correspondientes en los plazos establecidos. Los profesores las vuelven a colgar en la plataforma corregidas y calificadas.

Más información sobre Real Decreto 789/2015, de 4 de septiembre, por el que se regula la estructura y funcionamiento del Centro para la Innovación y el Desarrollo de la Educación a Distancia en https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2015-10198 .

El problema de este sistema es que aunque tienes libertad de movimiento para viajar por el mundo y sigues bajo el marco legal de la educación, los niños siguen aprendiendo del sistema obsoleto, un sistema que les dirige sin dejar hueco al ser, a la capacidad de razonar por sí mismos, de tener su propia opinión sin generar críticas destructivas y desde un punto de vista muy competitivo dirigido siempre hacia el capitalismo sin medida.

¿Y si decido hacer Worldschooling fuera del marco legal?

También hay que hablar de quienes deciden hacerlo fuera de la jurisdicción española, que bajo mi punto de vista no está nada mal si lo haces bajo unas premisas en las que creo profundamente, por ejemplo, elaborar un dosier donde vamos recogiendo el proceso de aprendizaje y evaluación de nuestra/o hija/o.
Preparar una memoria donde recoger todas la herramientas, aprendizajes y diferentes técnicas, temáticas y habilidades que va adquiriendo y llevadas a cabo durante el proceso.

De esta manera, no siendo el objetivo principal del dosier o memoria, ante una citación judicial podríamos justificar que no hay un abandono escolar sino que sigue un método educativo alternativo a lo establecido por la ley.

Además considero que una parte muy importante de hacerlo en la ilegalidad es explicar a nuestras hijas o hijos porqué hemos decidido hacerlo de esta manera y respetar su voluntad si demandan aprender lo que la ley exige. Al fin y al cabo les estamos condicionando a vivir de la manera que a nosotros nos parece, eso en cualquier caso, tanto si los escolarizamos en un centro como si no. Pero cuando cumplan la mayoría de edad si quieren un título universitario o ejercer una profesión que lo requiera, necesitarán esos estudios burocráticos que nunca cursaron. Por eso creo que es necesario mantener una conversación sobre el tema, escuchando y respetando su decisión. Explicándoles los pros y contras de hacerlo de ambas maneras. Siempre se puede adaptar nuestra manera de vivir a sus necesidades como niñas/os.

Pero si deseamos que se respeten sus decisiones y opiniones, debemos empezar haciéndolo nosotros.

En esta búsqueda de información para iniciar nuestro proyecto con nuestro hijo hemos descubierto un proyecto con muy buena pinta, un nuevo método educativo que creemos que irá ganando adeptos y que además es completamente complementaria a nuestro proyecto educativo de WorldSchooling, este persigue el desarrollo de un aprendizaje natural.

Os dejamos la web de sus autoras, donde podréis investigar más sobre este nuevo método pedagógico respetuoso y libre: https://www.pedagogiablanca.net/

 

Me gustaría terminar este post diciendo que todas las madres y padres deberíamos tener libertad de derecho a decidir qué tipo de sistema educativo queremos para nuestras hijas/os desde la responsabilidad y el compromiso hacia ellas/os sin tener ninguna repercusión por parte de jueces, asistentes sociales o sentencias que nos discriminen por no querer jugar en el sistema impuesto.

Y aquí juegan un papel importante la ASOCIACIÓN POR LA LIBRE EDUCACIÓN donde especifican claramente que trabajan para que cada familia disponga de la libertad para elegir cómo quiere que aprendan sus hijos.

“Uno de los fines que perseguimos como familias es la libertad para elegir cómo queremos que aprendan las y los más jóvenes, la libertad para que puedan elegir cómo quieren aprender, dónde, a qué ritmo, con quién o el qué.

Conquistar esta libertad de elección, basada en el respeto al individuo y a su diferencia, fomentará su sensibilidad hacia la diversidad y la libertad de pensamiento y opinión.”

 

 

No Comments

Post A Comment