Mi Mamá se muere

MI MAMÁ SE MUERE

Mi Mamá se muere, ¿Y la tuya?

“La Tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos”

Proverbio Indio

-Mess is mine-

Después de infinitos meses, desde el último post donde os explicaba cómo nos casamos de forma ecológica,parecía que nunca iba a llegar el día en que sacara un huequito para hacer eso que tanto me gusta… escribir, contaros todo aquello que me fascina, desde nuestro proyecto de la vuelta al mundo en Guspira, nuestra casa rodante, hasta mis inquietudes, ideas, pasiones…

Y todo este tiempo desconectada del blog iba de la mano del amorcito de mi vida, un amor que todo lo puede, el que siento hacia mi pequeña cría.

Pronto os hablaré de lo que ha significado para mí el convertirme en mamá.

Pero hoy os hablo de algo muy importante para nosotros como familia, de un problema del que somos más conscientes que nunca, un problema que queremos afrontar con respeto y con ganas de poner de nuestra parte como ya venimos haciendo desde hace un tiempo.

Una mamá muy grande, la madre tierra, una mamá se muere y ésta no está dentro del ciclo de la vida en la que le toque morir.

Mi mamá se muere y nadie la ayuda, todavía peor, todos estamos sembrando los primeros asentamientos para su muerte. ¿Primeros? Ella ya lleva mucho tiempo enferma mientras el ser humano la sigue explotando.

 ¿Hasta cuándo?

Hasta que no pueda más.

Mamá Tierra

Pero por ahora nos movemos sobre ella, admirando esos paisajes dignos de un cuadro, viajamos a través de su espacio inmortalizando sus sonidos y sus olores como si fuesen colores que se airean con el viento. Pero aun y admirando cada rincón, la vemos morir sin poder hacer nada. Realmente me pregunto… ¿No podemos hacer nada?

Esto es algo macro, no solo se muere mi mamá, se muere la mamá de todos nosotros y si no paramos esto, todos seremos cómplices.

Y sí, hay que sacrificar las comodidades para ayudar a que nuestra madre no muera.

Reduce Your Waste

Ella nos da calor, oxígeno, agua, un hogar, colores, olores, luz, oscuridad y alimento a cambio de nada. Ella es la primera que nos da ese amor incondicional, porque sin ella, ninguno de nosotros existiría, no tendríamos ese regalo tan maravilloso llamado vida.

Sin embargo, aun y no pidiéndonos nada a cambio, lejos de agradecérselo con amor y respeto, se lo pagamos con basura, toneladas de electrodomésticos que acaban en algún país pobre, toneladas de plásticos que acaban en esos océanos azules que habitan nuestros animales marinos, talando los pulmones de mamá.

Deforestacion Indonesia

Todavía hay gente que tiene la poca vergüenza de decir que no sirve de nada poner de nuestra parte, porque son los gobiernos los que tienen que premiar a las empresas que tengan un buen comportamiento ecológico. Y por supuesto que los gobiernos deberían de actuar así, deberían de premiar de alguna manera económica a las empresas que respetan el planeta, el hogar de todos, pero como siempre los gobiernos miran sus propios intereses y parece que están lejos de la conservación de nuestra madre.

No lo entiendo, al final es un bien para todos, de nada nos sirve el dinero si ella muere, de nada nos sirve tener posesiones materiales si no tenemos un hogar sano, limpio y amado por todos, donde poder vivir.

Así que todo cuenta, todo suma, todos los granos de arena forman una playa. Y todos somos un grano de arena, cada persona, gobiernos incluidos, grandes empresas, países… ¡TODOS!

Koala rescatado

Hagamos lo posible para salvar a mamá!

No Comments

Post A Comment